Preview: Les femmes du 6ème étage (2010)


Las chicas de la sexta planta, 2010

Estreno en España el 08 de junio de 2012.

por Armando Pérez.

Director: Philippe Le Guay

Guionista: Philippe Le Guay, Jérôme Tonnerre

Reparto: Fabrice Luchini, Sandrine Kiberlain, Natalia Verbeke, Carmen Maura, Lola Dueñas

Duración: 106 minutos

IMDB rating: 7.1/10

Mi rating: 6.5/10

Llega una especie de versión francesa de “Criadas y señoras” con un plantel de actrices españolas para transportarnos a los años 60 donde un grupo de mujeres viaja hasta el país vecino para trabajar como criadas en casas de familias ricachonas. Resultado: un conjunto de escenas de humor a veces fácil, a veces ingenioso, para ensalzar un reparto en estado de gracia encaminado a un final excesivamente previsible.

La dualidad entre clase burguesa y clase trabajadora siempre ha dado buenos frutos en la meca del cine. Sus discrepancias, sus relaciones, su antagonismo y muchos recursos más son fácilmente guionizados para sacar un buen producto. Y el director Philippe Le Guay ha sabido coger estos recursos y recrear una simpática y divertida historia que se queda a medio gas a medida que avanza.

La sexta planta de un edificio de gente acomodada acoge a las criadas de los propietarios (todas españolas) que luchan, bajo insalubres condiciones, por sobrevivir y ganar dinero supeditadas a las exigencias y extravagancias de sus jefes. La bien marcada línea entre ricos y pobres da lugar a varios momentos graciosos marcados por el snobismo de las mujeres francesas y sus continuas referencias al buen hacer de sus empleadas españolas (basta recordar la frase de una de ellas: “no parece española. Es muy limpia”). Escenas que forzosamente te recuerdan a la citada “Criadas y señoras”.

Las referencias hacia la sociedad española de la época no cesan y plasman todo tipo de clichés y estereotipos de lo más variopinto: las criadas españolas hacen jaleo bebiendo vino, bailan flamenco, comen jamón, les gustan los toros e incluso se hacen referencias a Franco y su dictadura (aunque de forma demasiado superficial y demostrando una absoluta ignorancia por parte de los franceses). Todo justificado por el creciente interés de Jean-Louis (Fabrice Luchini), uno de los propietarios que acaba de contratar a María (Natalia Verbeke), por nuestro país. Obviamente un interés enfundado en su creciente enamoramiento por la chica y por sus ansias de escapar de su rutina y envolverse en el aire fresco que le proporcionan las criadas.

No solamente se mostrará interesado por la cultura de su nueva criada sino que además se preocupará por las condiciones de las habitaciones donde viven las mujeres, ayudándolas e integrándose con ellas. Poniendo en peligro la estabilidad de su propia familia, decidirá hacer todo lo posible por ayudar a María. Cosa que desestabiliza considerablemente la película con acciones desmesuradas difícilmente creíbles. Reprochable resulta también el poco peso dado al personaje de Lola Dueñas, una activista sindicalista, al que sus propias compañeras mandan callar pero que debería haber tenido mucha más voz y reflejo de una clase trabajadora explotada. En cambio se da más peso a la insípida y previsible aventura amorosa entre Jean-Louis y María, a su vez eje necesario para llegar al punto final de la cinta.

Las chicas de las sexta planta dan lo mejor de sí mismas sacando a flote la película de la misma manera que sacan a flote las casas donde trabajan, con unas actuaciones más que notables (especialmente Carmen Maura) dotando de fuerza las escenas más cómicas que salvan a la película especialmente en su trillado final. Remarcable la escena de las pijas esposas francesas hablando sobre la antítesis entre sus grises vidas y las que llevan sus criadas y ese suspiro de una de ellas: “Necesitamos una sexta planta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>